¿Cómo identificar un pilar mal reparado y cómo afrontarlo en nuestra comunidad?

Te explicamos los problemas que puede presentar un pilar mal reparado y cómo podéis afrontarlo desde vuestra comunidad de propietarios.

Hace poco recibimos una alarmante llamada de un administrador de fincas.

– «Me ha llamado un vecino diciendo que se ha caído un pilar en el garaje».

Acudimos rápidamente al lugar y nos damos cuenta que lo que se ha caído no es un pilar, sino un trozo de pilar. Nada extraordinario, salvo detalles a comentar para evitar estos sustos.

Esta es la imagen que realmente nos encontramos:

grieta en un pilar mal reparado de garaje
Pilar mal reparado afectado por carbonatación con corrosión en las armaduras

¿Que le pasa al pilar?

En este caso que nos ocupa, la humedad que sube por capilaridad desde la cimentación, unido a una falta de protección adecuada del hormigón, han provocado la carbonatación de este, lo que permite a los agentes ambientales atacar a las armaduras y oxidarlas.

¿Este pilar ya ha sido reparado?

Como puede verse en esta fotografía el pilar fue mal reparado hace unos años.

La reparación se limitó a picar las zonas dañadas, aplicar una capa de mortero (cemento+arena, amasados a mano) y poco más.

Al no proteger a las armaduras de la oxidación y utilizar un mortero muy poroso, los agentes ambientales han continuado oxidando las armaduras (Hierros) y estas han vuelto a reventar el mortero.

Todas las grietas que se aprecian en las fotografías se han producido en la capa de mortero aplicada en la reparación anterior.

El proceso de reparación fue completamente inadecuado, habiendo conseguido el efecto contrario. En lugar de proteger las armaduras, ha acelerado el proceso de corrosión.

Ampliando la imagen se puede apreciar la pérdida de sección útil que tiene el acero. Una parte importante de esta pérdida de sección se podría haber evitado realizando una reparación adecuada en la primera actuación que se realizó.

¿Que puede hacer la comunidad?

Para evitar llegar a este punto creemos que los pasos a seguir son los siguientes:

1º Buscar asesoramiento técnico con experiencia demostrada en la materia, bien sea como técnico independiente o adscrito a una empresa de reparación.

2º Pedir presupuestos de :

a) Informe de reparación + tramitación de licencias municipales + supervisión y coordinación de trabajos.

b) Reparación del pilar según las especificaciones del técnico.

Ambos presupuestos pueden ir unidos si son encargados a una empresa con técnicos acreditados y especializados en plantilla.

¿Conoces situaciones similares?, compártelas con nosotros a través de los comentarios.

Prevención: Las caries en nuestros edificios.

Quien no mantiene, repara. La prevención en cuanto a los edificios, como hacemos mención en el título, es la forma de identificar las caries en nuestros edificios.

Esta mañana he estado leyendo un post de Enrique Alario Catalá en el que, con su cámara, hace un repaso a oxidaciones en elementos metálicos.

A este interesante post, me gustaría añadir una pincelada de medicina para los edificios.

Asimilar la estructura de un edificio a los huesos de nuestro cuerpo es fácil.

Si la estructura es metálica y no está recubierta de hormigón, creo que el símil mas acertado es comparar estas partes metálicas del edificio a los dientes de una persona.

Si no nos cepillamos los dientes, los bichitos (agentes exteriores) producen caries en nuestros dientes, perforan el esmalte y atacan al hueso.

Para una estructura de acero tenemos «agentes exteriores» que pueden atravesar el esmalte (Pintura protectora) y generar oxidación en el hueso (Acero).

Del mismo modo que un diente muy picado se rompe, si dejamos que el acero se oxide demasiado, puede llegar a dejar de hacer su trabajo en el edificio, pudiendo llegar a romperse.

Lo recomendado para los dientes es una buena higiene bucal y una revisión periódica. Así, tratamos de evitar las caries sellando los dientes y si estas aparecen, corregirlas cuanto antes para evitar perder el diente.

Pues bien, para los edificios con estructura metálica las recomendaciones han de ser las mismas, y así prevenir «las caries en nuestros edificios»: El acero debe estar bien protegido con pinturas, repintar periodicamente para mantener la estética y la protección del acero (Sellado + Higiene) y  si se aprecian zonas donde empiezan a verse  oxidaciones, lijar y volver a pintar antes de que estas vayan a más.

Al leer este post, me ha recordado algunas de las recomendaciones que solemos hacer cuando visitamos edificios.

En nuesto post «Más vale prevenir que reconstruir» ya dimos algunas pinceladas sobre el tema.