Entradas

Te explicamos los problemas que puede presentar un pilar mal reparado y cómo podéis afrontarlo desde vuestra comunidad de propietarios.

Hace poco recibimos una alarmante llamada de un administrador de fincas.

– «Me ha llamado un vecino diciendo que se ha caído un pilar en el garaje».

Acudimos rápidamente al lugar y nos damos cuenta que lo que se ha caído no es un pilar, sino un trozo de pilar. Nada extraordinario, salvo detalles a comentar para evitar estos sustos.

Esta es la imagen que realmente nos encontramos:

grieta en un pilar mal reparado de garaje
Pilar mal reparado afectado por carbonatación con corrosión en las armaduras

¿Que le pasa al pilar?

En este caso que nos ocupa, la humedad que sube por capilaridad desde la cimentación, unido a una falta de protección adecuada del hormigón, han provocado la carbonatación de este, lo que permite a los agentes ambientales atacar a las armaduras y oxidarlas.

¿Este pilar ya ha sido reparado?

Como puede verse en esta fotografía el pilar fue mal reparado hace unos años.

La reparación se limitó a picar las zonas dañadas, aplicar una capa de mortero (cemento+arena, amasados a mano) y poco más.

Al no proteger a las armaduras de la oxidación y utilizar un mortero muy poroso, los agentes ambientales han continuado oxidando las armaduras (Hierros) y estas han vuelto a reventar el mortero.

Todas las grietas que se aprecian en las fotografías se han producido en la capa de mortero aplicada en la reparación anterior.

El proceso de reparación fue completamente inadecuado, habiendo conseguido el efecto contrario. En lugar de proteger las armaduras, ha acelerado el proceso de corrosión.

Ampliando la imagen se puede apreciar la pérdida de sección útil que tiene el acero. Una parte importante de esta pérdida de sección se podría haber evitado realizando una reparación adecuada en la primera actuación que se realizó.

¿Que puede hacer la comunidad?

Para evitar llegar a este punto creemos que los pasos a seguir son los siguientes:

1º Buscar asesoramiento técnico con experiencia demostrada en la materia, bien sea como técnico independiente o adscrito a una empresa de reparación.

2º Pedir presupuestos de :

a) Informe de reparación + tramitación de licencias municipales + supervisión y coordinación de trabajos.

b) Reparación del pilar según las especificaciones del técnico.

Ambos presupuestos pueden ir unidos si son encargados a una empresa con técnicos acreditados y especializados en plantilla.

¿Conoces situaciones similares?, compártelas con nosotros a través de los comentarios.

Quien no mantiene, repara. La prevención en cuanto a los edificios, como hacemos mención en el título, es la forma de identificar las caries en nuestros edificios.

Esta mañana he estado leyendo un post de Enrique Alario Catalá en el que, con su cámara, hace un repaso a oxidaciones en elementos metálicos.

A este interesante post, me gustaría añadir una pincelada de medicina para los edificios.

Asimilar la estructura de un edificio a los huesos de nuestro cuerpo es fácil.

Si la estructura es metálica y no está recubierta de hormigón, creo que el símil mas acertado es comparar estas partes metálicas del edificio a los dientes de una persona.

Si no nos cepillamos los dientes, los bichitos (agentes exteriores) producen caries en nuestros dientes, perforan el esmalte y atacan al hueso.

Para una estructura de acero tenemos «agentes exteriores» que pueden atravesar el esmalte (Pintura protectora) y generar oxidación en el hueso (Acero).

Del mismo modo que un diente muy picado se rompe, si dejamos que el acero se oxide demasiado, puede llegar a dejar de hacer su trabajo en el edificio, pudiendo llegar a romperse.

Lo recomendado para los dientes es una buena higiene bucal y una revisión periódica. Así, tratamos de evitar las caries sellando los dientes y si estas aparecen, corregirlas cuanto antes para evitar perder el diente.

Pues bien, para los edificios con estructura metálica las recomendaciones han de ser las mismas, y así prevenir “las caries en nuestros edificios”: El acero debe estar bien protegido con pinturas, repintar periodicamente para mantener la estética y la protección del acero (Sellado + Higiene) y  si se aprecian zonas donde empiezan a verse  oxidaciones, lijar y volver a pintar antes de que estas vayan a más.

Al leer este post, me ha recordado algunas de las recomendaciones que solemos hacer cuando visitamos edificios.

En nuesto post «Más vale prevenir que reconstruir» ya dimos algunas pinceladas sobre el tema.

“Necesitamos hacer obras en mi comunidad” Conoce qué debes hacer ante esta situación.

obras en una comunidad de propietarios

Las obras en las comunidades de vecinos suponen conflictos, discusiones, votaciones, derramas y si todo sale bien, un alivio. Pero, hay detalles que se pasan por alto, debiendo ser tenidos muy en cuenta.

El principal de ellos es que cada vez que hacemos una obra en la comunidad nos convertimos en PROMOTORES, siendo su representante legal el Presidente de la comunidad en ese momento.

¿Sabías que?

Los promotores (En construcción) tienen obligaciones en materia laboral y de seguridad que normalmente son desconocidas.

  • Está multado con sanciones desde 6.000 € hasta 187.000€ las infracciones muy graves……
  • Es infracción muy grave no adoptar las medidas necesarias para garantizar que aquellos que realicen actividades reciban la información e instrucciones adecuadas según marca la ley.

Seamos precabidos, en ocasiones no hacer las cosas bien, puede costarnos muchos disgustos y MUCHO DINERO.

¿Sorprendido? ¿Atónito?

No se preocupe. Con este post iniciamos una serie con la que pretendemos aportar algo de luz sobre este tema. Abordaremos los distintos tipos de obligaciones que tiene una comunidad de vecinos, o cualquier persona física o jurídica que pretenda realizar obras.

Los inicios

Lo primero que tenemos que saber es lo que necesitamos. Esto no siempre es fácil, en ocasiones se confunde con aquello que queremos hacer. Como ejemplo ilustrativo vamos a poner una imagen…

¿Que vemos en esta imagen?

grieta en edificio de comunidad de vecinos

¿Qué vemos en la imagen? La mayor parte de los vecinos ven una grieta que lleva muchos años con ellos.

La han visto nacer y crecer y puede que algunos le tengan hasta cariño.

¿Que hacemos con ella?

Aquí viene el gran dilema en la reunión. Todos los vecinos opinan al respecto, pero para resumir ponemos las mas importantes…

a) Dejarla como está, lleva con nosotros muchos años y la verdad es que no molesta.

b) Taparla con cemento, para que no entre agua y ya está.

c) Yo no entiendo de esto pero no pongo ni un centimo para la derrama.

¿Solución correcta?

Llamar a una empresa que disponga de técnicos en la materia para que la vea y presupueste su reparación.

Hoy por hoy los presupuestos son gratis y no nos cuesta nada que unos ojos expertos lo revisen. A partir de las recomendaciones que recibamos, actuaremos siguiendo distintos pasos que iremos viendo a lo largo de los distintos posts de los que se compone esta serie.

¿Que hay detrás de una simple grieta?

Detrás de esta grieta, unos ojos expertos ven un tabique de ladrillo, que se está separando del muro al que protege. A media altura se ve como se ha desconchado un trozo que alguien ha tapado y pintado. Si ampliamos la fotografía, se ve que esa reparación ya se ha agrietado, lo que nos indica que el tabique sigue separándose del muro. No se aprecia un riesgo de desplome inminente, pero no actuar hará que el muro se vaya deteriorando empeorando cada vez más, hasta que termine por caer.

Si ampliamos la fotografía, se vé que esa reparación ya se ha agrietado, lo que nos indica que el tabique sigue separándose del muro. No se aprecia un riesgo de desplome inminente, pero no actuar hará que el muro se vaya deteriorando empeorando cada vez más, hasta que termine por caer.

Conclusión

Lo primero que necesitamos es asesoramiento técnico. Aunque todos llevemos un pequeño arquitecto dentro, necesitamos de una empresa especializada en este tipo de trabajos que nos asesore, para poder tomar nuestras propias decisiones.

En el siguiente post, veremos la diferencia entre reparaciones y obras (Con y sin proyecto).

La medicina preventiva es mas económica y mejor que la curativa. En cuanto al bienestar de los edificios, más vale prevenir que reconstruir.

Reparación preventiva de edificios

¿Alguien duda que la medicina preventiva es mas económica y mejor que la curativa? Si cuando nos sale un granito en la piel, enseguida vamos al médico para que nos lo quite y nos diga si es malo o no… ¿Por qué si en nuestro edificio sale una grieta en la fachada no hacemos lo mismo?

Esa grieta puede tener diversos orígenes y si la reparamos podemos evitar que entre el agua, el frío y los agentes atmosféricos y que se nos agrave el problema.

Para nosotros un edificio es un ser vivo que respira, tiene piel, esqueleto, pies, piernas, neuronas y otras partes similares a nosotros.

Y a lo largo de siguientes entradas contaremos cómo abordamos, diagnosticamos y tratamos las principales dolencias de estos seres de piedra.

Lo normal es que un edificio esté sano y se vaya fortaleciendo, poco a poco, durante su infancia hasta que cumple 10 años. Pocos son aquellos edificios que tienen problemas en los 10 primeros años, tan solo aquellos que han sufrido durante la gestación o el parto.

Bien es sabido que los malos hábitos de los padres y sobre todo una mala construcción hacen que algunos edificios nazcan enfermos. No obstante, lo normal es que sea un edificio sano.

rehabilitación de fachada de Adalia Construcciones Especiales

También enferman los edificios a lo largo de su vida. El entorno, el subsuelo, el uso que le demos y los cuidados que le prestemos harán que ese edificio enferme más o menos a lo largo de su vida. Al igual que cualquier otro ser, si está mal alimentado, mal cuidado, dejamos que el frío y la lluvia lo ataquen enfermará y lo hará antes o después dependiendo de si al nacer era vigoroso o ya venía enfermo.

Del mismo modo que las parejas desean hijos, todos tenemos la necesidad de tener un hábitat donde desarrollarnos, nuestros edificios son fuente de ilusión personal tanto en el ámbito familiar como en el profesional.

Para unos tan solo dejar un poquito de sí mismo para la posteridad, para otros un elemento necesario en su vida, una obligación, y, para la mayoría, una ilusión de futuro.

Y para que ese futuro en nuestro edificio sea duradero, compartiremos en este blog la experiencia diaria en nuestros trabajos que a otros les puede servir para preservar todas las ilusiones que caben entre sus cuatro paredes.